¿Quiénes son los beneficiarios de mi AFORE si fallezco?

Las AFORES son tus aliadas para cuidar y hacer crecer el dinero que estás guardando para el retiro y su trabajo es tan completo y organizado, que también consideran un plan en caso de que fallezcas (tocamos madera),  con la finalidad de ayudar a tus seres queridos.

 

Es muy importante que tengas en constante observación cómo va tu AFORE y sobre todo, que mantengas tus datos actualizados. Puede parecer tedioso al inicio, pero evitarás un dolor de cabeza para tu yo del futuro y las personas que te rodean.

 

Como en cualquier trámite que se relacione con tu cuenta para el retiro, tienes que conocer bien si estás afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE),  pues dependiendo de ello será el trámite que te corresponda realizar.

 

Sin embargo, en ambos casos existen solo dos tipos de beneficiarios: los legales y los sustitutos.

 

Entiende por legales a aquellas personas que establece la Ley del Seguro Social, es decir, viuda/o, hijos menores de 16 años (o mayores que no puedan mantenerse por sí solos), tus padres (si viven en tu hogar) y concubina o concubinario que dependían de ti económicamente.

 

En el caso de no haber ningún beneficiario legal, entran los sustitutos, los cuales no tienen derecho a una pensión, pero sí a cobrar el dinero que hasta entonces ahorraste en tu AFORE. Estos los autoriza la Junta de Federal de Conciliación y Arbitraje.

 

Olvídate de la idea de dejarle tu dinero a tu perrijo o a tus gatos. Puede ser difícil y oscuro pensar en un escenario en el que tú por algún motivo fallezcas, pero es más difícil lidiar con la idea de que tus ahorros no pueden ayudar a tus seres queridos si algo te llegara a pasar, por eso la importancia de mantener tus datos actualizados. Imagina qué hubiera sido si los padres de Batman no hubieran tenido sus documentos en orden para hacer de la vida de Bruno Díaz más llevadera en caso de que ellos no estuvieran en algún momento.