¿De qué va eso de la Reforma de las Pensiones?

Si has visto noticias en los últimos meses, seguramente habrás oído de una pandemia global y de cambios al sistema de retiro. Si tienes duda de lo primero, puedes entrar a https://coronavirus.gob.mx/. Sobre lo segundo te vamos a explicar ahora.

 

Como ya sabías (si no, aquí decimos ¿Qué pasó con la pensión?),  en julio del ‘97 se implementó el sistema de AFORES como solución al problema de las pensiones. Desde entonces hemos venido ahorrando con ese esquema. 

 

El pasado 22 de julio de 2020 , se anunció la Reforma para Fortalecer el Sistema de Pensiones (Comunicado No.061 - Gobierno de México). Es como una actualización para corregir los “bugs” que se encontraron en el sistema. Por tratarse de cambios que afectan algo tan grande y complejo como toda la población del país, cada ajuste se implementará a su propio ritmo y gradualmente.

 

Estos son los cambios más importantes que se presentan: 

 

1.  Menos semanas de cotización:

Las semanas de cotización son el tiempo mínimo por el que hay que aportar dinero a una AFORE para poder convertir el dinero en una pensión. Así se aseguran las administradoras de tener tu AFORE lista para cuando sea momento de retirarte y que las personas no saquen su dinero antes de tiempo, arruinando las inversiones a largo plazo. Cumplir con las semanas de cotización te permite tener tus recursos en forma de pensión y te garantiza, al menos, una pensión mínima en la que el gobierno pone la diferencia si los recursos acumulados no son suficientes para ella. 

 

Con la Reforma, el tiempo que debes aportar a tu AFORE disminuirá casi 10 años.

 

Esto no significa que te puedes retirar antes, debes seguir esperando hasta los 65.

Pero si por cualquier motivo, no lograste 24 años de aportación a tu AFORE, igual te podrás retirar.

 

 

2.  Aumenta la pensión mínima

La Pensión Garantizada es la cantidad mínima que puede cobrar un retirado. Es como el salario mínimo del retiro, así se garantiza que aunque el costo de la vida cambie, los trabajadores que por alguna razón no acumulen suficientes recursos, pero sí aportaron suficiente tiempo, puedan recibir una pensión útil.

 

Con la Reforma, la pensión mínima aumentará casi un tercio (y se otorgará desde 750 semanas de cotización).

 

 

3. Más trabajadores tendrán pensión

Esto es beneficio directo de la disminución de semanas de cotización, ya que muchas personas no podían pensionarse por no haber completado las semanas. 

 

Con la Reforma, se podrán pensionar más del doble de los trabajadores que actualmente pueden.

 

 

4.  Aumenta el ahorro obligatorio

El ahorro obligatorio es la contribución mensual que haces a tu AFORE, se llama obligatorio, pues… porque por ley cada trabajador aporta mensualmente el 6.5% de su salario, su patrón le descuenta 1.125%, pone otro 5.15% y el gobierno completa con un 0.275%).

 

Cada aportación que llega a tu AFORE vale el 6.5% de tu salario, pero ese dinero sale principalmente de tu patrón, una parte tú y otra más pequeña el Gobierno. 

 

El ahorro recomendable para el retiro es de 12% - 15% de tu salario. El ahorro obligatorio no llega ni a la mitad de eso, lo ideal es que cada uno ponga el resto como ahorro voluntario, en la cantidad que  mejor le convenga. Sin embargo, casi no pasa. Por ello, los patrones acordaron incrementar su aportación en forma gradual para que en unos años, el ahorro obligatorio será del 15% de tu salario.

 

Con la Reforma, ahorrarás en tu AFORE más del doble, sin poner más de tu bolsillo.

 

 

5.  El Estado ya no aportará a todos

Dentro del ahorro obligatorio de cada trabajador está la “cuota social”, una cuota fija adicional que aporta el Gobierno. Además de una aportación que actualmente es del 0.225% del salario, y aunque individualmente no parece mucho, persona tras persona se vuelve mucho dinero. 

 

Con la Reforma, el Gobierno aportará un mayor porcentaje, pero exclusivamente a quienes tienen menores ingresos.  

 

Más específicamente, quienes ganen de 4 UMA para abajo, o más fácil quienes ganan menos de $10,500 al mes. Y, con esto, absorbe la mayor parte del incremento en aportaciones obligatorias para los trabajadores de menores ingresos, con lo que protege sus empleos y a las empresas que los contratan. 

 

 

6.  Las Administradoras cobrarán menos comisiones

Como cualquier empresa, las administradoras necesitan cobrar para funcionar, esa es la comisión que cobra cada Afore. Las comisiones permiten que tus recursos se inviertan en las mejores alternativas para generar rendimientos y que estén seguros.

 

Con la Reforma, la comisión de las administradoras seguirá bajando y así recibirás más rendimientos. 

 

Aunque cabe mencionar, que desde el 2008 esa comisión ha estado bajando más cada año.