Administración de la Quincena

¡El momento de recibir el pago por tu trabajo es uno de los más emocionantes de la vida adulta! Y también de los que deberás aprender a gestionar de mejor manera, es por eso que te brindamos una guía que te ayudará a administrar tu dinero de forma más efectiva, para que no tengas que aplicar la de comer en la noche para ahorrarte una comida al final del día.

1.- Organiza tus gastos

El primer paso para ahorrar correctamente es tener claro CUÁNTO DINERO llega a tus manos y QUÉ GASTOS debes cubrir con él. Un listado o gráfica que refleje tus ingresos y a qué los debes destinar puede ser de gran ayuda, te aseguramos que si llevas este registro, será mucho más fácil administrar adecuadamente tu situación financiera.

Piensa que hay gastos que son una constante en tu vida, es decir, se trata de gastos necesarios, indispensables para tu día a día, tal es el caso de la renta, comida y los servicios de tu casa como el internet -¿puedes imaginar tu vida sin memes de perritos?, claro que no, no trates de engañarte-, esos son tus gastos principales, les siguen tus compras en Amazon y salidas al cine, es decir, gastos prescindibles, todo aquello que podrías identificar como deseos (aunque estos también son necesarios, solo hay que evaluar su frecuencia).

2.- Arma un presupuesto

Considera los gastos que debes hacer al mes, es decir, en aquello que es indispensable y define el monto total de dinero que debes designar para ellos. La idea es que ese capital no lo uses para ninguna otra cosa. Una buena idea en este paso es incluir en tu presupuesto el porcentaje o cantidad fija que destinarás a incrementar tu ahorro para el retiro y tu ahorro de corto plazo (lo que piensas usar para un viaje, un concierto o renovar tu guardarropa). Con lo que queda de tu pago, define cuánto puedes gastar de forma libre en lo que tú quieras. Te aseguramos que disfrutarás aquellos gustitos que puedas darte, con mucha mayor tranquilidad al saber que tienes cubiertos tus gastos esenciales.

3.- Modelo 50/20/30

Los gastos de cada persona son muy diferentes y una forma de dividirlos es tener en cuenta la proporción 50/20/30. La idea es sencilla, del dinero que te pagan por tu trabajo, el 50% lo separas para tus gastos imprescindibles (luz, gas, Netflix, comida, renta, ¿ya dije Netflix?), un 20% para tus ahorros y el 30% restante para gastos personales, incluyendo esos pequeños gustos que imaginas.

Tip: Si logras reducir tus gastos imprescindibles, podrás tener más recursos para ahorro y gastos personales.

Ten en cuenta que el ahorro no es guardar lo que te sobra, sino considerarlo como parte integral de tu presupuesto; tus ahorros se dividen en tres categorías, cada una debe recibir dinero constante:

  • Corto y largo plazo: Se trata de los ahorros que destinas para comprar una nueva consola de videojuegos, hacerte de un coche o viajar, es decir, esos gastos que superan tus ingresos constantes y requieren de tiempo para concretarse. Es muy importante que para ello realices un plan, con metas y tiempos para lograrlo, así será mucho más probable que cumplas ese sueño.

  • Emergencias: Dinero que te puede ayudar a salir de cualquier eventualidad, se puede tratar de algún accidente o incluso quedar desempleado. La idea es que cuentes con una cantidad disponible para cualquier sorpresa. Los expertos sugieren que este fondo, que podemos llamar también de contingencia, sea el equivalente a entre uno y tres meses de tu ingreso actual.

  • Retiro: Son los ahorros que destinas para cuando dejes de trabajar dentro de unos años. Es en este tipo de ahorro en el que puedes usar herramientas como una AFORE, que garantizan la inversión formal de tu dinero para generar una mayor rentabilidad que te permita alcanzar un retiro digno en su momento. Ya sabemos, todos queremos vivir el hoy, pero te aseguramos que pensar en tu futuro te ahorrará muchos problemas.

4.- ¿Cómo sé si estoy mejorando en la administración de mi quincena?

Muy bonita la guía y todo, pero, ¿cuándo puedo darme cuenta de que funciona? Bien, pues una vez que empiezas a tener claridad sobre el dinero que llega a tus manos y tus deudas, vas a ver reflejado ese cambio de hábitos en el dinero que te sobra al mes y en tus estados de cuenta. Para ser experto en la administración de tu dinero, puedes utilizar desde una app como AFORE Móvil o hasta un simple cuaderno, ¡no hay pretextos!